Entrevista Joaquín Carbonell a Gonzalo Pasamar, profesor de historia contemporánea en la Universidad de Zaragoza. Reproduzco un par de frases de la conversación:

Es decir, fuera de España no interesa nuestra historia. –Le interesa a una minoría que son los historiadores hispanistas, que son una minoría dentro de los propios hispanistas. Y son los que menos medios tienen.–Afino más: les interesó su obra porque la escribió directamente en inglés. Ellos no traducen. –Eso es; y claro, los profesores españoles no se atreven a meterse en el mundo editorial anglosajón. Un mundo muy cerrado.

–¿No les interesa nuestra historia fuera de aquí? –Les interesa ciertas partes de la historia de España. Por ejemplo, por este orden; la Guerra Civil y el franquismo. Y más remotamente el imperio español. Pero yo quería publicar en Estados Unidos este libro, y me dijeron que era historia de Europa, porque su interés por lo hispano, se refería a lo latino, Latinoamérica. Son las paradojas del hispanismo, que es un movimiento muy contradictorio.

–¿No tiene interés el estamento de hispanistas extranjeros? –Pero referida a la literatura y el arte. No tanto a la historia.

–¿No ayudó Gerald Brenan con sus escritos sobre España? –Brenan ayudó a dar a conocer la historia de la España del siglo XX, pero al residir en las Alpujarras ofreció una imagen deformada de este país. Incluso hispanistas norteamericanos de la época, que vivieron en Barcelona y Madrid replicaron que veían a España más moderna…

–Pues deme una salida… –Que al menos, la historia que escribimos los españoles sea conocida fuera de España. Que no lo es. Una historia a la última, muy modernizada, a la altura de cualquier otro país.

No related posts.