El que el neoestatuto de Aragón hable de que somos una “nacionalidad histórica” no impide que el gobierno de Aragón mantenga la tradicional adjetivación supeditada. Así, habla de “nacional” para cualquier cosa referida a España y de “autonómica” cuando no “regional” para las cosas de “esta tierra”.

Hoy, sobre la deuda pública emite la siguiente nota de prensa:

La deuda aragonesa mantiene un diferencial de casi dos puntos con la media nacional
La deuda computable de la Comunidad Autónoma al final del cuarto trimestre del año 2010 ascendía a 2.901 millones de euros.

Por otra parte, y tal y como ha venido ocurriendo en otras ocasiones, la evolución de la deuda de las empresas públicas de mercado aragonesas sigue siendo similar a la del total nacional. (…)

Por tanto, todavía existe una distancia de dos puntos porcentuales, que se amplía de forma considerable si comparamos la deuda de la Comunidad Autónoma de Aragón con la de otras regiones como Valencia, Baleares, Cataluña, Galicia, La Rioja o Madrid.

No related posts.